viernes, 22 de diciembre de 2017

Diccionario literario (1): El pacto ficcional (coherencia interna) y la suspensión de la incredulidad

¡Hola a todos! Hoy os traigo la primera entrada de la que espero sea una sección habitual en el blog. Ya hace tiempo que pienso en escribir sobre literatura en general (teoría, crítica, historia…), porque a veces cuando estoy escribiendo una reseña hago referencia a algunos supuestos teóricos y no sé si estos son conocidos o no. También me apetece que estén en el blog recopilados para que se puedan consultar si alguien tiene curiosidad o alguna duda literaria. En esta primera entrada os voy a hablar sobre el Pacto ficcional (coherencia interna) y la Suspensión de la incredulidad.



Estos dos términos son muy comunes dentro de la Teoría literaria, están en sus bases y tienen una función importantísima dentro de la crítica. Es muy importante que las obras delimiten y respeten  (aunque experimenten con él) su propio pacto ficcional, ya que este detalle puede arruinar una obra con mucho potencial.

El pacto ficcional, básicamente, hace referencia a un contrato implícito que actúa entre el escritor y el lector a la hora de leer una obra literaria. Este pacto no es más que una convención en la que el lector tiene que creer que lo que dice el autor es cierto para introducirse en el proceso pleno de lectura, para enfrentarse a una ficción (una narración inventada que no se corresponde con la realidad inmediata) y para eso tiene que estar de por medio la suspensión de la incredulidad.

Todos sabemos que en el mundo real no existen los orcos, pero mediante la suspensión de la incredulidad, anulando las relaciones lógicas de nuestra realidad, durante la lectura de la novela tenemos que creer que un orco es un personaje real y posible dentro del mundo literario, es lo que nos permite adentrarnos en un mundo literario como si fuera un mundo real, lo que nos hace sumergirnos por completo en la lectura y olvidarnos del resto. No nos levantamos indignados y tiramos el libro por la ventana porque el autor nos está engañando diciendo que existen los orcos, ya que sabemos que forma parte de su ficción (otra cosa es que no te guste la novela fantástica, ahí siéntete libre de tirar el libro).

Por lo tanto, estos dos conceptos siempre están en la base de cualquier obra literaria y están condicionados por el género literario al que se adscriba la obra. Por ejemplo, en una novela de fantasía es más importante incidir en el pacto de ficcionalidad que en una novela realista, aunque ambas sean ficciones que nunca han sucedido, porque los géneros no realistas se alejan diametralmente de la realidad que efectivamente nos rodea (la ciencia ficción tiene un pacto algo más especial, os hablaré de él en otra entrada). Sin embargo, mediante el pacto el lector asume que en el mundo literario del autor los orcos, los unicornios o los dragones son posibles porque el autor lo ha decido así. Eso sí, no nos podemos dejar engañar por el binomio realista/no realista: ambas son ficciones, no han sucedido, ambas son igualmente imaginadas, por muy realistas que puedan llegar a ser sus motivos o personajes (esta norma funciona hasta con novelas inspiradas en casos reales, o incluso históricas, porque seguramente se basen en algo que sí que sucedió, pero la mitad de la trama y la actitud de algunos personajes seguramente sean invenciones).

Ahora bien, aunque parece que el autor tiene más libertad con el pacto en la novela de corte realista, en realidad puede que esta sea incluso más exigente con su pacto, ya que si el autor nos sitúa en un mundo realista, donde todo lo que pasa debe ser compatible con las leyes naturales reales, es más fácil cometer un error e incluir algunos detalles inverosímiles en la obra.

La dificultad del pacto en la novela fantástica radica en que tenemos que hacer creer a nuestro lector que dentro del mundo de la obra se suspenden las leyes de la naturaleza de nuestro mundo y en este caso también hay que tener mucho cuidado con los hechos inverosímiles, tampoco nos gusta encontrarlos en la fantasía. Aquí es donde siempre que hablo con legos en el tema me dicen: "¿Te vas a creer que existen los dragones y no que casualmente dos personajes se hayan encontrado en el momento preciso cuando viven en puntas opuestas del continente?" O, "¿te quejas de que tal o cual cosa es inverosímil dentro de una obra en la que aparecen unicornios?" Por supuesto, porque aquí interviene la coherencia interna de la obra. En el modelo de mundo creado por el autor es coherente que existan los dragones o los unicornios, porque forman parte de su fauna, pero no el destino, o las casualidades afortunadas que, además, se nota que son excusas argumentales baratas para hilar la trama.

Por ejemplo, en tu mundo de fantasía existen los viajes en el tiempo, pero tienen un sistema, un funcionamiento y unas normas: puedes viajar hasta X horas y solo en X línea temporal. Eso es coherente dentro de tu mundo fantástico, aunque no exista en la realidad. Ahora bien, resulta que has dejado bien claro el funcionamiento y las normas del viaje temporal y, aunque pueden haber matices, de repente puedes viajas años atrás y en otras líneas temporales (Cualquier semejanza con una crítica a lo vendida que fue Rowling en El legado maldito es pura coincidencia) solo por conveniencia narrativa: ahí estás siendo incoherente dentro de tu mundo fantástico. No vale todo solo porque tu mundo literario no sea de corte realista, lo puedes hacer, pero se notará que tu novela no está trabajada y puede echar para atrás a los lectores, ya que se traiciona el pacto. 

En resumen: cuando vemos los tejemanejes, los entresijos facilones, es decir, la presencia de un autor muy evidente, salimos de la obra, porque no nos está dando la sensación de verosimilitud y rompemos el pacto de la ficción.

Aquí van unas pequeñas y simplificadas definiciones:

Pacto ficcional: acuerdo de verosimilitud entre autor y lector, sea de corte realista o no.

Coherencia interna: normas que funcionan dentro del modelo de mundo del autor (realista o no realista), si somos incoherentes con esas normas ficcionales creadas romperemos el pacto ficcional.

Suspensión de la incredulidad: voluntad del lector para obviar que todo lo que el autor cuenta es una ficción, por lo que puede que se presentes detalles que se alejen de la realidad, mientras dure el proceso de lectura, por eso cuando analizamos una obra o la comentamos hablamos de ella como si fuera real, solo así se puede realizar un debate profundo que comprenda toda la obra.

¡Esto es todo! Espero que os haya resultado interesante la información, he intentado simplificarla bastante, pero si os interesa leer algo teórico y más complejo sobre el tema os recomiendo leer a Coleridge, a Yvancos, a Jesús Maestro o a Albadalejo.


¿Os interesan este tipo de entradas? ¡Contádmelo en los comentarios!

18 comentarios :

  1. ¡Hola!

    Muy interesante la entrada :D
    Desde luego, me parece básico respetar el pacto porque es cierto que si el autor lo rompe, es como que traiciona al lector y entonces te echas mucho para atrás. A ver, alguna cosita se puede pasar, como por ejemplo en una novela realista que se encuentren los personajes un poco por casualidad, pero es fácil abusar de ello. En las novelas fantásticas es super importante, porque si el autor falta al pacto y se salta las reglas de su propio mundo, es como si hubiera echado por tierra todo lo que ha construido.

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  2. Pues la verdad es que ha sido muy interesante y lo has explicado de maravilla... A mí me parece genial que hayas decidido creas más entradas de estas...
    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Me ha gustado mucho la entrada, me parece muy bueno conocer nuevos términos. Espero que continúes con estas entradas.
    ¡Saludos! y ¡Felices fiestas!

    ResponderEliminar
  4. Hola, Noelia.
    Es una sección muy interesante que puede ayudar a escritores, estudiantes y gente interesada en la literatura. En cuanto a lo de J.K. Rowling, no se como definirlo salvo chochez ya porque mira que de su saga se puede sacar historias (los fundadores de Hogwarts, los Merodeadores, la vida de Dumbledore, etc) y va y permite un fanfiction de los hijos de Harry, que solo le falto ir a Fanfiction.net y coge uno de los miles que son como El legado maldito y se publicaron antes que este.
    Algunas personas no tienen desarrollada o no entienden el concepto de suspención de la realidad porque me he encontrado con muchas personas que se ponen en plan "No se como puedes leer sobre X monstruo si no existe." o la típica de mi padre cuando estoy viendo una película de "Es mentira." que dan ganas de decirle "Menos mal que me lo dices que me iba ahora a comprar un orco".
    Pues eso, muy útil la entrada. Espero que a más gente le guste y así sigas realizándola.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Me ha gustado mucho la entrada y lo que explica sibre coherencia y credibilidad. Muchas veces nos hacemos lío al explicar por qué unas cosas nos cuadran y otras que podrían ser factibles y más creíbles no. Espero que sigas contándonos muchas más cosas sobre teoría. Ánimo para seguir con la sección.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. ¡Holaaa! Yo conocía ese pacto pero me lo enseñaron con el nombre de ''pacto de verosimilitud'', pero de todas formas me lo explicaron de igual manera y yo siento que de esa manera, es una parte super importante del libro. Sin cumplir esta especie de pacto, ¿qué sería de nuestra lectura? algo más vacío, más efímero.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola Noelia!
    Empiezo por el final, yo quiero más entradas como estas. Me ha encantado conocer esos términos de la literatura que todos dominamos aún sin saberlo porque al fin y al cabo somos lectores pero cuestan explicarlos y más dependiendo de los géneros que nos gusten.
    A mí últimamente me tira más el realismo y cuando sucede algo en la historia que no me cuadra me pongo mala. La magia se pierde. Luego comienzo a sacarle más pegas al autor por bobadas. Y es como dices, siento que me está traicionando.
    En cambio con la fantasía suelo dar manga ancha a muchos autores. Eso sí, soy mucho más selectiva eligiendo novelas. Por culpa de Tolkien en mi cabecita loca existen de verdad los elfos y los hobbits. Hasta los orcos tienen su hueco :P

    Gracias por la entrada y por la claridad con la que te expresas :)
    ¡Besotessss!

    ResponderEliminar
  8. Buenas.
    Me parece una entrada muy interesante y con la que se aprenden un montón de cosas que, personalmente, desconocía. Tengo curiosidad por saber qué nos deparará la siguiente entrega.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. ¿Hola?
    Quiero más entradas de estas, me parecen muy interesantes porque nos enseñan cosas que yo al menos no sabía y seguro que la mayoría de nosotros tampoco.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  10. Son entradas de las que puedes aprender mucho, pero a veces prefiero leer reseñas de libros, cine, series, no se, más de cosas que me interesan, que cuando estudio ya estudio.
    B7s
    Ali - entrelibrosycoletas

    ResponderEliminar
  11. ¡¡Hola Noelia!!
    Ay, muchísimas gracias por estas entradas :). Yo no sé nada acerca de la teoría literaria y me interesa, porque creo que es algo que, aunque a priori parezca sencillo (una vez que lo has explicado, claro) en verdad es complicado. ¡Así que muchas gracias! A partir de ahora me iré fijando y cada vez que un libro no me sumerja en su mundo diré cosas como 'se ha suspendido el pacto de incredulidad' jaajjaaja.

    ¡Un besazo, corazón y Feliz Navidad! :)

    ResponderEliminar
  12. No conocía el nombre teórico para estos sucesos en los libros. La verdad es que m ha encantado leer tu entrada, y conocer más sobre este diccionario literario. Si sigues con la sección yo te leeré encantada :)

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola!
    ¡Me ha encantado esta entrada! Estaria genial que la siguieses trayendo al Blog, pues mira que nunca me habia parado a pensar en eso, la verdad es que siempre hay logica en toda realidad, sea esta fantastica o no, y como lectores siempre la estamos exigiendo, muy interesante el tema.

    ¡Nos seguimos leyendo!

    ResponderEliminar
  14. ¡Holaa! No conocía el pacto del que hablas, pero me parece algo muy importante que deberíamos conocer cómo lectores porque ayuda bastante en cuanto a cultura general, además de entender con mayor profundidad las cosas que leemos día con día desde la perspectiva literaria. Espero leer más entradas como esta en tú blog, un beso❤.

    ResponderEliminar
  15. ¡Hola!
    Me ha parecido una entrada bastante interesante, como lectores aceptamos todo lo que nos presenta el autor siempre y cuando sea acorde al mundo. Sin embargo, es horrible cuando estás leyendo y el propio autor traiciona sus normas establecidas... Aunque esto se ve más en las adaptaciones cinematográficas, en muchas ocasiones traicionan el fundamento de la obra y eso hace que acaben sacándome de quicio jajaja
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Excelente nota! siempre me pasa de cuestionarme alguna de estas cosas pero desconocía completamente sus términos.
    Me parece muy enriquecedor que nos ilumines con este tipo de conocimientos y espero ver más notas de este tipo!
    Te deseo un muy feliz año y te mando un beso desde El Refugio del Dragón de Tierra!

    ResponderEliminar
  17. Holaaa, qué genial sección, sin dudas que se me ha hecho muy interesante porque no conocía los términos que hacen posible que llegue a buen entendimiento con la fantasía que estoy leyendo. Gacias.
    ¡Beesitos! :3

    ResponderEliminar
  18. ¡Hola!
    Guardé esta entrada para leerla hace tiempo y si te digo la verdad al abrirla ahora me he quedado pensando "¿...Y esto?" pero tras leer unas líneas me he dado cuenta de por qué la había guardado, y es que me parece muy interesante lo que cuentas. Siempre me gusta aprender cosas nuevas sobre cualquier campo, y las cuestiones técnicas en literatura me resultan fascinantes, así que desde mi pequeña opinión te digo que me encantaría ver más entradas como esta. Estoy de acuerdo con las cosas que comentas y creo que está todo bastante bien argumentado, así que chapó :) ¡Nos leemos!
    ¡Besitos sonámbulos! ★🌙

    ResponderEliminar

Este blog se alimenta de vuestros comentarios, así que ¡muchas gracias por pasaros por aquí! Ya sabéis que en este espacio vuestra opinión es lo que cuenta, manteniendo siempre a raya los SPAM (siempre intento devolver los comentarios, no son necesarios los enlaces) y las faltas de respeto.
Anímate, ¡deja tu huella de tinta!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...