lunes, 29 de enero de 2018

Reseña: Jonathan Strange y el señor Norrell


Título: Jonathan Strange y el señor Norrell

Título original: Jonathan Strange and Mr Norrell

Autor: Susanna Clarke

Saga: Novela autoconclusiva

Editorial: Salamandra

Nº de páginas: 800

Precio: 25’90 €

Otros datos:  Novela ganadora del premio Hugo de ciencia ficción y fantasía del año 2005.
Sinopsis: A principios del siglo XIX, las hazañas del Rey Cuervo, el más grande de todos los magos de la Edad Media, perviven en la memoria y la leyenda, pero la práctica de la magia ha sido completamente olvidada en Inglaterra. Hasta el día en que el esquivo señor Norrell, de Hurtfew Abbey, logra que las piedras de la catedral de York hablen. La noticia del retorno de la magia se extiende como la pólvora y el señor Norrell, convencido de que debe poner sus artes al servicio del gobierno en la guerra contra Napoleón, se traslada a Londres. Allí conoce al joven Jonathan Strange, un brillante y voluntarioso mago, y tras superar algunos recelos, consiente en acogerlo como discípulo. En una época en la que sólo los charlatanes se hacían llamar magos, Norrell y Strange se proponen limpiar el buen nombre de su oficio, al que consideran una ciencia con mayúsculas.
Como cuesta, a veces, hablar razonadamente de un libro que te ha gustado tantísimo. Jonathan Strange y el señor Norrell es una de esas novelas que se quedan contigo y te hacen casi imposible expresar lo realmente maravillosas que son.
Creo que las palabras que más definen a esta novela son: preparación, innovación y perseverancia. La autora estuvo alrededor de diez años planteando, escribiendo y revisando esta historia y eso se nota: no hay cabos sueltos, la trama está prfectamente organizada, el estilo es envidiable, de hecho, tiene ciertos dejes que, tanto por la ambientación del libro como por el periodo histórico, recuerdan a Jane Austen.
En cuanto la forma de la novela, nos encontramos frente a un pseudo estudio histórico, una autora ficticia, la historiadora, que se identifica con Clarke, pero no es realmente ella, es un personaje más, sigue el desarrollo de la magia en Inglaterra en los albores del siglo XIX. La figura del narrador/historiador contemporáneo (curiosamente similar a la de El Quijote) está minuciosamente trabajada y perfectamente incrustada en el relato: en general tiene una voz objetiva ante los hechos, pero mediante una lectura atenta observaremos los dobles sentidos, la crítica, la ironía y el sarcasmo que regularmente destilan sus palabras.
Otra ventaja que surge de elegir este particular forma, el libro histórico, es el uso de las notas a pie de página. Hay muchísimas, pero muchísimas notas a pie de página, algunas de varias páginas de extensión y su introducción en la novela es magistral y realmente natural: nos dan detalles secundarios, amplía la historia más allá de sus dos personajes principales sin divagar en el cuerpo del texto, configura el worldbuilding (se citan libros inventados, vidas y milagros de otros magos, detalles curiosos sobre el mundo y el periodo histórico...) de la novela sin hacer infodump dentro de la narración… De verdad, son interesantísimas y te atrapan tanto como la narración principal.
La novela, básicamente, se estructura entre el pensamiento del Romanticismo y el pensamiento de la Ilustración: ambos movimientos tienen su inicio sobre mediados/finales del siglo XVIII y la autora muestra perfectamente la dicotomía que deviene de estos dos movimientos sobre los que configura las personalidades y actitudes de los demás personajes. Norrell representa a la ilustración: el razonamiento, el orden, las jerarquías, el valor del estudio y el conocimiento. Mientras que Jonathan Strange respondería a las características básicas del romanticismo: el sentimiento y la emoción prevalecen sobre la razón, el valor de la imaginación, el debilitamiento de las jerarquías, la intención de hacer llegar el conocimiento más allá de unos pocos privilegiados. Lo interesante es que en la intersección en que se encuentran estos movimientos culturales es de donde surge el conflicto y la acción; todos los personajes se estructuran en mayor o menor medida teniendo en cuenta estas caracteristicas.
Esto se muestra perfectamente en la impactante primera escena, la que abre la novela y va a dar una primera impresión de esta. En este primer capítulo nos encontramos a un grupo de magos teóricos (no pueden practicar la magia, pero la estudian teóricamente) discutiendo acaloradamente sobre esta en una de las asociaciones de magos teóricos más importantes de Inglaterra. Hay una profunda ironía en toda la escena, ya que estos magos teóricos se caracterizan por un clasismo y una pedantería causadas por su posicion como magos teóricos, pero relamente ellos no saben hacer nada: es una forma de camuflar la ineptitud. Discuten acaloradamente y se forman bandos y rencillas por cosas que realmente no saben y se sienten profundamente atacados cada vez que alguien quiere intentar magia práctica, ya que eso desmoronaría todo el entramado teórico, tan cómodo, que han creado y que les proporciona una posición elevada en la sociedad, sin ningún tipo de genio real. Supondría tener que asumir que lo que saben no sirve para nada.

Por otro lado, estarían Strange y Norrell que sí que saben magia real, en ellos también hay mucha pedantería, pero es una pedantería justificada. Sin duda el binomio Strange-Norrell es uno de los puntos fuertes de la novela, incluso aunque este primero salga por primera vez pasadas 200 páginas en la novela. Sus caracteres son diametralmente opuestos, pero irremediablemente se ven atraidos el uno hacia el otro, ya que son los únicos que se pueden entender, los únicos que pueden hablar y realizar magia práctica. De esta forma se establece un vínculo maestro-discípulo muy irregular e inestable porque está mediatizado por la avaricia de Norrel, que no quiere enseñarle más de la cuenta y también por el recelo de Jonathan. Realmente, se establece una relación interpersonal muy bien construida que se mantiene incólume aunque estos personajes no se encuentren juntos en la “escena”.
También destacan (sobre todo en comparación con otras novelas de fantasía) el mimo y el cuidado que ha puesto Clarke en sus personajes secundarios. Estos están tremendamente bien caracterizados, con funciones clave dentro de la trama. De hecho, una de las cosas que le agradezco es la crítica que añade a través de ellos. En la historia nos encontramos en el siglo XIX en Inglaterra, una de las naciones donde más costó que se difuminaran las clases sociales: la nobleza, los señorazgos, las posesiones... eran tremendamente importantes en Inglaterra y sobre todo el sentimiento de "ser inglés", por lo que añadir una crítica hacia el racismo y el machismo es complicada si se quiere ser coherente con la trama y con la ambientación escogida.
Si esta crítica fuera expresada por Strange enteramente (aunque sí se dejan ver detalles) quedaría sin fuerza e incoherente: un hombre prototípico criado y educado en el siglo XIX raramente haría eso, por este motivo, la mayor crítica se hace a través de personajes secundarios con mucha fuerza y peso argumental como Stephen Black, un mayordomo negro, Arabella Strange, la esposa de Jonathan, y Emma Pole, la esposa de un miembro de la clase política inglesa. A través de sus actos y de la forma en que los tratan los demás se deja ver un tono crítico. Quiero decir, a veces se comete el error en cierta fantasía claramente de tono medieval (por ejemplo) de incluir mensajes antirracistas o feministas en personajes propotípicos de la época de forma muy explícita o actual, lo que te saca de la novela. Si eliges una ambientación medieval y la desarrollas en general sin desviación de lo que sabemos de la Edad Media real, es conveniente buscar una forma diferente de establecer la crítica o de darle protagonismo y poder a las mujeres y a las diversas razas sin ser incoherente (como en Canción de Hielo y fuego, en general). Otra cosa es que tomes inspiración medieval, por ejemplo, pero al mismo tiempo te desvíes en buena parte de la Historia real, entonces no hay ninguna excusa.

Como decía, la ambientación está asentada en Inglaterra y en otras parte de Europa en el siglo XIX y los conflictos históricos reales de esta época están presentes en la novela, ya que Clarke persigue la introducción de la fantasía dentro de un mundo aparentemente realista, pero con una línea histórica más, la de la magia. De esta forma el contenido fantástico está realmente bien enmarcado por el contenido realista, ambos se complementan y se retroalimentan dentro de la narración y le da un carácter único y bastante innovador a la fantasía que reside en la convivencia entre lo racional y lo irracional. El tono y la narración son puramente históricos, y la magia solo es otra parte más de la Historia, una parte real.
Por último, comentaré que, aunque para mí no es algo negativo, tiene un ritmo lento. Los sucesos no son frenéticos y no es de estos libros que pasas páginas casi sin masticar lo que se dice. El libro es complejo y requiere de atención y de este ritmo en concreto; por lo tanto, si no os gusta leer este tipo de narraciones supongo que se os hará pesado. A mí, personalmente, no me importa que el ritmo sea pausado, de hecho, me gusta si se utiliza para narran cosas interesante, relevantes para la trama, para la configuración de los personajes, para la configuración del mundo literario o para expresar reflexiones o cuestiones hacia el lector.



¿Vosotros habéis leído este libro o habíais oído hablar de él? ¿Os gustaría leerlo? ¡Contadme!

14 comentarios :

  1. ☆ [Holi!] ☆
    Me encanta, ensero, todo lo que rodea a este libro, necesito leerlo ya juh lo tengo en mi wishlist desde que salió en español y, si ya de por si le tenía ganas, tras leer tu reseña y enterarme mejor de como son los personajes y la trama, ahora tengo más ganas todavía ^^
    Besos!

    ⏃♥ Arya ♥⏃

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa, la verdad es que tengo en la memoria el intento de leer este libro. No recuerdo si solo se quedó en el intento o si empecé a leerlo y lo dejé... pero el caso es que siempre que alguien lo vuelve a mencionar me vuelve a llamar la atención... pero por ahora, creo que lo voy a dejar... tengo muchos pendientes.
    Me encanta la reflexión tan profunda que has hecho de él.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. No lo conocía pero me lo apunto :)
    Un beso, nos leemos.

    ResponderEliminar
  4. Holaaaa
    No lo conocía pero me has convencido de lleno, así que queda apuntado
    Muchas gracias por la reseña ^^
    un besazo!

    ResponderEliminar
  5. Buenas.
    La historia en sí me parece interesante y llamativa pero lo que comentas del ritmo pausado me echa para atrás. De momento, creo que lo voy a dejar pasar pero no lo descarto del todo tampoco.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. ¡Holaa!
    Ains, histórico, no es el género que suela leer, me aburre leerlos, espero que algún día me agraden más esos libros.
    Pero me alegro muchísimo de que a ti te haya gustado, se nota mucho que lo has disfrutado.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!
    Me ha encantado la reseña. El libro parece muy bueno y la verdad es que lo voy a tener en cuenta para cuando me apetezca este tipo de lectura. El tema de que el ritmo sea lento a mí tampoco me molesta mientras que la narración esté bien hecha y tenga contexto. Por ejemplo en un libro de acción o thriller, que un libro sea muy lento puede ser negativo pero en un libro de este estilo tampoco lo veo como algo malo.
    Gracias por la reseña :)

    Besos desde A través de un libro

    ResponderEliminar
  8. Me llamó la atención cuando la publicaron, pero la fue dejando pasar y ahora tras leerte, me vuelve a apetecer leerla.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. ¡¡Hola Noelia!!
    Vaya, ya sí que me has terminado de convencer. ¡Acabo de mirar en la biblioteca y sí que lo tienen! Sin duda lo cogeré la próxima vez que vaya.
    Coincido completamente contigo en que es una locura cuando muchas veces se ponen comentarios feministas y antirracistas en boca de personajes prototípicos de determinadas épocas históricas porque, admitámoslo, desgraciadamente es algo que no sucedía a menudo.
    El ritmo lento en mi caso me molesta o no dependiendo del estilo del autor, hay veces que se me hace muy pesado porque no se dice nada interesante, pero no creo que sea el caso en esta novela.
    ¡Mil gracias por la reseña!

    Un besote <3

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola! Noooo, why? ¿Por qué reseñaste de forma tan genial este libro al que le eché el ojo hace tiempo y no lo tengo? xD Me gusta mucho eso de que los personajes representen corrientes del pensamiento histórico y que tengan una dinámica. No me asustan ni el ritmo lento ni el tamaño del libro así que lo mantengo firme en mi lista de lecturas. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Pues no sé, le veo demasiado nivel para mí. Ahora estoy con uno de fantasía de Fforde, que es mucho más sencillo y llevadero y me las estoy viendo y deseando para seguirlo. Este me parece de alto nivel aunque no hay duda de que está cuidado hasta el último detalle y que la historia y todos los aspectos de ella están perfectos. Me lo guardo para cuando suba de curso. Y mira, me gusta mucho eso de que los personajes vivan en su tiempo, como dices, cuando se comportan como si fueran Marty Mcfly, y hacen cosas propias de otro siglo o hablan como ahora cuando viven en otra época te saca del todo y pierde credibilidad.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola hola!
    Este libro no es para mi pero me alegra muchísimo que a ti te haya gustado tanto ! He disfrutado mucho tu reseña
    🐾Te espero por el rincón de mis lecturas, un besote

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola Noelia!
    Me ha gustado mucho la reseña aunque el libro del que nos has hablado no me ha atraído lo suficiente. Lo veo complejo, largo y si dices que el ritmo es lento se me haría cuesta arriba. Además no me gustan las historias de magos. Vaya que no creo que lo lea.
    En cambio me ha gustado que hablases del marco histórico. Hace siglos el machismo estaba a la orden del día, es un hecho y no podemos hacer nada para cambiarlo.
    Me han hecho gracia los comentarios de los magos teóricos y su pedantería, me han recordado a Sheldon Cooper.
    ¡Besotessss!

    ResponderEliminar
  14. Hola!!
    Recuerdo que descubrí este libro cuando en España estaba ya descatalogado y gracias a Dios que cuando la BBC hizo la serie sobre la novela lo volvieron a traer y pude leerlo. ¡¡Es un libro que me encanta!! De echo tengo ganas de releerlo pronto.
    Un beso ^-^

    ResponderEliminar

Este blog se alimenta de vuestros comentarios, así que ¡muchas gracias por pasaros por aquí! Ya sabéis que en este espacio vuestra opinión es lo que cuenta, manteniendo siempre a raya los SPAM (siempre intento devolver los comentarios, no son necesarios los enlaces) y las faltas de respeto.
Anímate, ¡deja tu huella de tinta!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...