martes, 22 de mayo de 2018

Reseña: El cirujano


Título: El cirujano


Saga: Novela corta autoconclusiva

Editorial: Autopublicado

Nºde páginas: 94

Precio (e-book): 2’99 € en Amazon

Sinopsis: Primero, inventó la inmortalidad. De la noche a la mañana, todo el que era joven se esforzaba por no aparentarlo: nadie quería ser víctima de los cazacuerpos. Después, creó los cuerpos artificiales: ya nadie tuvo que temer. Ahora, el Cirujano ha ido más allá.
Gilberto es un espía corporativo y su objetivo es robar el secreto del reenganche corporal y los cuerpos artificiales. Sin embargo, todo se desmorona cuando es descubierto por el mismísimo Cirujano. Para sorpresa de Gilberto, no lo entrega a las autoridades ni ordena su asesinato; en su lugar, sale huyendo. ¿Por qué?
La sorpresa da paso a la intriga; la intriga, a la sospecha. La persecución dura poco. Ahora el creador de la inmortalidad yace inmóvil sobre el asfalto. Sus últimas palabras son una súplica para que no lo recuerden como un monstruo que condenó a la humanidad.
El cirujano es una novela corta que combina ciencia ficción con novela negra o policíaca, y es que esa es una de las ventajas de la ciencia ficción, que acepta bastante bien la mixtura con otros géneros temáticos.
Amena y rápida de leer es una historia que te engancha, una vez la empiezas no puedes dejar de leer y buena parte del mérito se debe a un maravilloso incio in media res que te planta sin prolegómenos ante una premisa con gancho: el inventor de la inmortalidad ha muerto. ¿Se trata de un simple accidente que no se ha podido evitar o hay algo más detrás?
Creo que sus grandes bazas son el ritmo, la intriga y sus personajes. Los dos primeros elementos van casi de la mano. Como decía es una historia que comienza de una forma abrupta justo mostrándonos la muerte de El cirujano y ese ritmo se atenúa, pero nunca desaparece y al ser una novela corta creo que eso juega en su favor. El personaje principal, Gilberto, al que seguiremos, también tiene un discurrir mental rápido, tratando de averiguar todas las circunstancias que rodean al accidente, presionado por una misteriosa cuenta atrás cuyas consecuencias podrían ser devastadoras y esa intriga de la que hablaba hace su aparición. Constantemente te hace preguntarte por esos asuntos que quedan suspendidos y sin respuesta, pero la novela es muy dinámica al ofrecerle al lector respuestas relativamente rápidas.
Por otro lado, los personajes son bastante maniqueos, pero creo que en el caso del formato de esta novela nos les hace daño, es difícil desarrollar más los personajes en una novela corta. El autor les ha dado una personalidad bastante fuerte y en ciertos momentos extrema por su franqueza y creo que eso ayuda a que sintamos algo por ellos (sea bueno o malo) en las pocas páginas de las que dispone.
En cuanto a la ambientación y la creación de su mundo literario solo puedo decir que es totalmente adecuado para las dimensiones de la novela: no hay explicaciones tediosas con infodump sobre el funcionamiento de su mundo ni largas parrafadas para ponernos en situación, sino que la narración se ve salpicada de pequeños elementos que nos van dando una idea del entorno en que nos movemos: ciertos avances tecnológicos, los medios de transporte, las herramientas, profesiones... todo con esa búsqueda de verosimilitud dentro de lo maravilloso de la ciencia ficción, es decir, que su inclusión no es forzada. Además, incluye temas bastante interesantes para la ciencia ficción: las consecuencias del control de la grandes corporaciones en un mundo altamente "tecnificado", la búsqueda de la inmortalidad del cuerpo y la integridad de los medios que se utilizan para ello...
En conclusión, El cirujano es una novela corta muy entretenida, un page-turner en toda regla que disfrutaréis si os gusta algunos de los géneros a los que se adscribe, y si os gustan ambos mejor que mejor. 


martes, 8 de mayo de 2018

Reseña: La Bella salvaje


Título: La Bella salvaje

Título original: La Belle Sauvage

Autor: Philip Pullman

Saga: El libro de la oscuridad#1 (The Book of Dust#1)

Editorial: Roca Editorial

Nºde páginas: 445

Precio: 19’90 €

Sinopsis: Malcolm Polstead, un joven adolescente de once años, y su daimonion Asta viven con sus padres muy cerca de Oxford. Al otro lado del río Támesis (en el que Malcolm navega habitualmente utilizando su amada canoa, un bote con el nombre de La Bella Salvaje) está la abadía de Godstow, habitada por las monjas de la región. Malcolm descubrirá que ellas tienen un huésped muy especial, una niña con el nombre de Lyra Belacqua…
Después de haber terminado su trilogía La materia oscura, comenzada en 1995 con La brújula dorada, en el año 2000 con El catalejo lacado, Philip Pullman vuelve a visitar su mundo literario más popular con una precuela, que en principio parece que será una trilogía también.
La Bella salvaje se sitúa 11 años antes de La brújula dorada y sigue al joven Malcolm Polstead al que se le unirán varios personajes bastante carismáticos. Destacando unas monjas que viven en una abadía frente a la posada de los padres de Malcolm, una doctora en Historia de las Ideas (se correspondería con algo como historia de la filosofía) y una joven, Alice, que trabaja en la posada.
En general ha sido una lectura entretenida, pero se ha visto enturbiada por bastantes elementos que no me han terminado de convencer. En primer lugar, si ya has leído la trilogía La materia oscura verás que buena parte de lo que ya sabes se intenta tratar con un poco de secretismo, supongo que por si decides leer este libro primero, lo que ha hecho que me resultara menos interesante porque carece tanto del misterio como de la profundidad de la trilogía original y realmente se está andando por las ramas con algo que se supone que ya sabemos y también hace que la trama se alarga de manera innecesaria y repetitiva.
Por otro lado, me parece que también recurre demasiado a la nostalgia para agradar al lector, aunque en la novela en sí no sean datos demasiado importantes. Es algo que esperaba, me parece que en este tipo de libros esa llamada a la nostalgia es casi imprescindible y usada en buen modo crea cierto aire de complicidad en el lector, que ya conoce ciertos datos o personajes, pero en este caso tengo que decir que su uso me ha parecido exagerado, básicamente se apoya en esta nostalgia y me parece un recurso poco trabajado.
Lo que sí que me ha sorprendido es que a pesar de apoyarse mucho en esta hay datos que parece que se contradigan con lo que ya sabemos con la historia original (aunque esto esperaré a contrastarlo si leo el resto de volúmenes, que no sé si lo haré) y algunos personajes están “out of character”, es decir son radicalmente opuestos a cómo son en La materia oscura. El ejemplo perfecto de esto es lord Asriel: ya comenté en mis reseñas que su figura paternal era casi nula y muy problemática, pero ahora parece que se esté blanqueando este personaje haciéndolo pasar por un padre preocupado y abnegado. 
Además, algo que también traté en las reseñas anteriores, hay machismo y unos roles de género muy marcados entre los protagonistas que me parecen fáciles de evitar incluso para la ambientación de la obra (que se presupone con una sociedad de corte decimonónico firmemente controlada por la Iglesia) por ejemplo, que Alice sea siempre la que se tenga que ocupar de Lyra bebé en los aspectos más primarios (comida y limpieza) mientras que Malcolm a pesar de decir en múltiples ocasiones que adora al bebé siempre desaparece cuando tienen que realizar alguna de estas tareas (en decir, que solo le interesa para jugar, cuando se requiere otra cosa se tiene que ocupar Alice). De hecho, Alice apenas aparece (cuando aparece ni habla) hasta que es imprescindible para cuidar de Lyra y que Malcolm pueda ir a lo suyo (además de para ser un interés romántico). 
Como veis, aunque hay varias cosas que no han terminado de convencerme sí que ha sido una lectura entretenida y con la prosa de Pulman que me resulta bastante cuidada. También me ha encantado la ambientación, buena parte de ella se debe a que se desborda el rio y basicamente la tierra parece un enorme lago sin límites sobre el que Malcolm y Alice  navegan,  por lo que a veces tiene unos toques realmente oníricos que aportan cierto aire magico a la narración. También hay algunos escenarios con resonancias mitológicas con muchos más elementos fantásticos que la trilogía original.
En resumen, es un libro entretenido, pero en comparación con la trilogía original resulta bastante simple y pierde en profundidad quedando únicamente en un libro de aventuras no muy novedoso en el que Malcolm y Alice tratan de proteger a la pequeña Lyra de un nuevo enemigo. Es decir, entretenida, pero esperaba más.

  *Agradecimientos a Boolino y a Roca Editorial por el ejemplar.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...